The blog of Faber.

Icono

Mi Dolor.

La noche oscura se abalanza sobre las flores indefensas.
La palidez de la luna contagia a una ciudad que duerme.
En el humo de un cigarro que intenta vencer la soledad, se dibuja tu figura para recordarme esta angustia amarga.
Mi corazon late lentamente, pero cada latido es un martillazo en medio de un pecho vacio, que no logra respirar una bocanada siquiera del frio que en formas de ráfagas azota el sueño de la ciudad que duerme.
Solo noche y luna, prision y soledad. Silencio y lucha, para no sentir, para no pensar, para no verme desvanecer ante el recuerdo de tus ojos, el deseo del calor de tu cuerpo y tus manos en mi piel. Daria tanto para no sentir. Para no pensar. Para no quererte en mi.

Faber.

Anuncios

Filed under: Mi mundo y yo, , , , , , ,

Para vos…

Enorme es saber que te conozco de siempre, que no tengo miedo, que en tus brazos encuentro paz, que no me soltarás la mano, que vuelvo sentir, que vuelvo a creer, que vuelvo a esperar, que extraño tus abrazos y tus besos cuando no estas, Que eres la protagonistas de mis sueños y que esta gran ciudad contigo es pequeña, que todo el cielo esta para nosotros, que la palabras son pocas para decirnos lo que nos pasa, y las miradas son tan profundas como el amor que nos sentimos.

Faber.

Filed under: Just Luv, , , , , , , , ,

Antes de irme de Garden City.

A pocas horas de empezar la facultad, los nervios me traicionaron un par de veces en el dia. detesto ese estado nervioso en el que cometo errores estupidos.
Ni bien comenzó este caluroso y por ende atípico dia de marzo, me corté la superfiicie del nudillo de mi dedo índice izquierdo, en un intento de romper un pedazo de hielo grande.
Cuando volvia de cenar, llegua a casa para aprontar un poco las cosas que llevaré mañana a la facultad, entré apurado a mi habitacion, y al intentar encender la luz desde el interruptor del tomacorriente que se encuentra al lado de la puerta, no pude evitar rozar mis dedos contra la superficie de la pared (esos dedos que Flo dicen son los mas cuidados suaves, y por ende afeminados que vio en su vida) ahora me doy cuenta de que tiene razón. Cuantas personas le quedan sangrando las 4 cuticulas de la mano derecha cuando encienden la luz de su habitacion? supongo que no a todos. Al parecer, mis “elficos” deditos no comenzarán la facultad de la mejor manera.
Comienzan a pasarme cosas por la cabeza, como lo dificil que podria llegar a ser adaptarme, conocer gente, o extrañar mi ciudad, y cuantas cosas quedé debiendo a Garden City, esta pequeña ciudad entrerriana con alma de pueblo, que a lo largo de mi corta vida, me dio tanto…
Pero no voy a escribir al respecto, por dos razones;
Para controlar mi hipergrafía y para limpiarme las manos, y tambien el teclado, que parece una escena del crimen.

Faber.

Filed under: Mi mundo y yo, , , , , , , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: